Donn Ángel Pérez

Me inspiro en la Energía - La de la Creatividad - La que Dios Creó. 
Como artista y arquitecto, trabajo composiciones que integran paisajes naturales, entornos arquitectónicos percibidos y elementos que se unen para irradiar vitalidad espacial. Artísticamente comprometido pero cargado de arquitectura, el arte representa una energía creativa resiliente que existe en constante flujo. El arte es fluido y está ocupado con movimientos vigorosos que intentan exhibir una energía curativa dentro de entornos de actividad perpetua. 
Dentro de mi arte, el artista y el arquitecto conviven tratando de conciliar un dilema planteado por la fiebre de dos culturas energéticas, América y América del Norte, que presentan ambientes que sugieren que toda la naturaleza no pertenece a nadie y a todos al mismo tiempo. En última instancia, el arte propone urgentemente una salida de resiliencia arquitectónica al tiempo que crea una reconciliación visual y emocional entre el caos de mundos imaginarios que sugiere una vida mejor y una vida responsable. 
Artista 
Nací en Barquisimeto, Venezuela, donde viví hasta la edad de diecinueve años y luego me mudé a los Estados Unidos. Asistí a escuelas de arte y arquitectura antes de mudarme a los Estados Unidos y, finalmente, recibí una maestría en Arquitectura de la Universidad de Michigan, Ann Arbor. Practiqué arquitectura en varias empresas en el área metropolitana de Detroit y actualmente trabajo como educador y artista y diseñador autosostenido. Como sobreviviente de cáncer de cerebro continúo pintando, dibujando y soñando mientras intento devolver una terapia creativa de sueños y sueños de pintura.

Arte 
Trabajo en acrílico sobre lienzo y tablero de fibra utilizando pasta para modelar, grafito, lápices y pasteles, así como objetos encontrados para mis ensamblajes arquitectónicos. Además, encuentro inspiración en texturas e idiomas que se encuentran en la Madre Naturaleza, los sonidos de la música, las emociones humanas y, lo más importante, el cristianismo. Espero crear obras de arte que reflejen las condiciones de flexibilidad, supervivencia y adaptación a través de mis incesantes ocupaciones de docente, arquitecto, artista y ser humano. El arte es tectónico, espinoso y visualmente vivo. Un arte arquitectónico que simplemente y puramente habla el mismo idioma: ONÍRICO: perteneciente a los sueños.

Resumen Curricular:

Obras |


Image

Donn Ángel Pérez | Resiliencia Dua...

DISPONIBLE